Entradas

A orillas del Río Arinos

Imagen
Majestuosidad que casi tocas las nubes. Erguido. Con su tronco bien arraigado al suelo. Firme. Marcando su sublime presencia. Árbol que embellece amaneceres, que acuna a la luna mientras duerme, y la mira desde lo alto mientras se luce en el cielo. Hogar de pájaros cantores. Equilibrio a orillas del Río Arinos. Prestando su sombra como un oasis en el camino. 



Fotografía: Pablo Albarenga.

Tu sonrisa, mi casa

Imagen
Tu sonrisa es esa luz que se prende en el apagón para salvarnos de perdernos. Tu sonrisa es ese gol en el minuto ochenta y nueve del partido más jodido. Tu sonrisa arma a la mía cuando se me pierde de vista.   Tu sonrisa es vida, es mi casa. 



El búnker

Imagen
Cruzo una puerta.
Aún se respira olor a pintura fresca... pero al menos hoy, tiene mas calor humano que ayer.
Prendo la estufa. Prendo un incienso. Prendo la radio y abro la ventana, respiro el aire que entra.
Miro las carteleras a mis espaldas, pienso, analizo, calculo, quedo en blanco, vuelvo a estar normal.
Estoy entre cuatro paredes, eso diria cualquier mente racional.
Aunque arriba, sobre nuestras cabezas, pareciera haber un techo, es como si no existiera nada alrededor, ni las paredes ni el techo.
La luna y yo.
"La capacidad de asombro no tiene limites", he escuchado a muchos decir...
pues la capacidad de crear, tampoco.
La mente vuela desplegando bien grande sus alas, se inspira en el vuelo y vuelve.
Búnker, anhelada guarida de la imaginación.
Corazón de la creación.


Moon

Imagen
Cuando hay tanto por decir, las palabras no son siempre suficientes.
Extendiste tu mano y tu luz sobre mi oscuridad.
Despejaste de mi cielo ese nubarrón tormentoso, lo transformaste en luz, en sol, en pequeños ratitos de sol que aprendí a querer y a sentir.
Me enseñaste que sentir el aire en la cara es algo único, y que ver salir a la luna en una azotea es magia ante ojos simples.
Encontré luz en cosas básicas, simples.
Encontré un camino repleto de colores.
De la monotonía, al arcoíris. De la careta, al ser auténtico. De la estructura, al sentir sin límites.
Del miedo, a la confianza.
Del desconocimiento, a una especie de fe.
De esa fe a la fuerza.
Me ayudaste a soñar en grande y a reevaluar la vida, a darle más chances.
¡Es hermosa! En cada uno de sus aspectos.
Y ahora soy yo, yo misma, y puedo vivirla como soy.
Cómo me enseñaste, un ser auténtico y real.

A contramano

En este mundo hostil, lleno de caos, lleno de secretos y de orgullo... es más que difícil encontrar un ser que brille con su propia luz. En toda esta lluvia de negatividad y egocentrismo, es difícil ser uno mismo sin ser salpicado por otros.Es como ir caminando contramano en una calle direccionada a la perdición.Todos van al muere, todos caminan hacia el final, menos vos, que seguís caminando contra la corriente, a contramano, llevando de la mano tu convicción y tu fe. Porque sabés que ese camino te lleva adonde querés estar. 




De a dos

Imagen
Camino largo, lleno de piedras.
Camino difícil, inesperado.
Vamos sorteando obstáculos, cual caballo saltando barreras.
Vamos esquivando baches en el camino, tomándonos de las manos,
evitando uno la caída del otro.
Así recorremos el camino tu y yo.
Compañeros.
De a dos.

Parar el tiempo

Imagen
Llegar del trabajo. Verte dormir. Sentir tu respiración. Recostarme a tu lado. Ver que por ese instante, no existe nada más. Salvo vós. Eso es parar el reloj. Parar el tiempo.