Entradas

29.

Imagen
Altos árboles y una brisa que acaricia.
Una corona entre los dos.
Abrazos largos que re-arman.
Inhalar, exhalar, ver a los árboles bailar.
Verte a vos.
Esos ojos que brillaban más que el sol.
Sonrisa contagiosa.
Besos adictivos.
No le quise pedir a la vida nada más.
Nada más que ese momento.





Ok.

Imagen
Vas a estar bien.
Dejá de dudar y pensar.
Sabes que después de tanta lluvia,
de tanto caos, se vienen la calma y el sol.
Ese sol esperanzador que te confirma eso:
Que vas a estar bien.
Vas a ver que si.

Foto: @valerodlar

Sin dudarlo

Imagen

Lluvia de enero

Imagen
Nubes grises.Un molino enorme. Al fin sus aspas giran... Se impulsan con el viento tan esperado, después de un día donde sólo reinó el calor. Nubes cargadas de lluvia de enero, de lluvia con olor a pasto y perfume de flores. Lluvia de libertad. Lluvia esperada. Te espero en el portón.


1763

Imagen
Primer casa que mis ojos vieron. Solía tener un muro no muy alto y una baranda que le colocó mi padre, junto a un buzón de aluminio.
Buzón que pasados veinte años... sigue estando ahí.
Habían flores color rosa y amarillas con las que solía jugar,
también un pasto verde brillante en el que daban ganas de acostarse para tomar sol con una sonrisa enorme.
Por ese pasillo al fondo, estábamos nosotros.
Vivimos años inolvidables.
Años de abundancia, años de carencia, años donde reinó la unión entre los cuatro en cualquier escenario.
Volver a mirar la 1763, me llena de nostalgia, hace que se me pegue una sonrisa instantánea en mi rostro.
Y siento un orgullo que antes desconocía.
Porque allí empezó a crecer, se empezó a formar, todo lo que soy hoy.