¡Arriba!

El mundo se sigue viniendo abajo y vos ahí, seguís sin entender.
¡La vida es un ratito que nos prestaron para que podamos aprender!
Tu zona de confort te mantiene donde estás, en el límite de lo infeliz y lo conformista.
¡No entendés que naciste para ser libre aunque puedas volar acompañado!
Te atás, te quedás encadenado, a una rutina básica, capaz, donde los días solo pasan... y se pasan los días, y también se te pasa la vida.
...Y seguís ahí, sin entender que tenés que amar con toda tu alma, sin pensar en ahora mañana, o algún después.
Tenés que dar todo de vos, no importa si al final termina doliendo, ¡porque estás en esta vida para eso! Para aprender.
Tenés que entender que venís a dar lo mejor de vos a cada ser que se cruce en tu camino,
Mirate en el espejo.
¡Mira esa sonrisa hermosa que llevas puesta!
¿Quien no se vería iluminado con semejante luz?
No permitas que el miedo te paralice mas de lo que estás.
¡Arriba! Párate en esa línea tan delgada que hay entre el confort y el aprendizaje.
El único riesgo que corres, es que te caigas, aprendas, y te levantes.
Dale, anímate, ¡arriba!
¡Mira!
El mundo se sigue viniendo abajo, y vos ahí... Seguís sin entender que sos parte de la solución, que el mundo también te necesita.



-Vale

Entradas populares