Cosas simples

El aroma de tu perfume cuando te saludo de casualidad.
Salir y ver el sol brillante... y a la temperatura justa. 
Comer un chocolate en la cama.
Ponerte esa ropa cómoda de entre casa.
Desactivar la alarma porque al otro día es tu día libre.
Sentir el calor de tu cuerpo cuando levanta temperatura una noche cruel de invierno. 
Soltarse el pelo para ir a dormir 
Pequeñas libertades desenfrenadas... Al menos para mi. 
Cosas simples.

Entradas populares de este blog

Querida y odiada ttm

Diez centímetros

Cómo cuidar nuestra salud mental ante el caos de la vida diaria