Parar el tiempo

Llegar del trabajo.
Verte dormir.
Sentir tu respiración.
Recostarme a tu lado.
Ver que por ese instante, no existe nada más.
Salvo vós.
Eso es parar el reloj.
Parar el tiempo. 

Entradas populares de este blog

Querida y odiada ttm

Diez centímetros

Cómo cuidar nuestra salud mental ante el caos de la vida diaria